Cuidado de la mamá y el bebé
Cuidado de la mamá y el bebé
Philips AVENT - Toddler mealtime tips

Sugerencias para la hora de comer del bebé y el niño

Su pequeño puede estar pasando por su etapa “exigente”. No se preocupe, porque esto es normal y es una etapa pasajera. Mientras tanto, hemos reunido algunas estrategias de afrontamiento para ayudar a eliminar el estrés de la hora de comer.

Philips AVENT - Toddler mealtime tips

Los Sí y los No a la hora de comer del bebé y el niño

  • Coma con su pequeño tantas veces como sea posible. Los niños aprenden copiando a sus padres y a otros niños
  • Mantenga un diario de comida de lo que su hijo come durante todo el día, en lugar de preocuparse por la cantidad ingerida en cada comida
  • Relájese y experimente la etapa exigente a la hora de comer de su niño, porque es una etapa pasajera
  • Trate de servirle a su niño algo que le guste en cada comida
  • Desarrolle una rutina diaria de tres comidas y dos a tres bocadillos cerca de la hora de dormir. Los niños pequeños no comen bien si tienen mucha hambre o están muy cansados.don’t eat well if they become over hungry or very tired
  • Compruebe que su niño aún no tome demasiada leche: evite darle mamaderas grandes de leche y no más de tres tazas pequeñas de 120 ml (4 onzas líquidas) cada día
  • Sirva dos platos de comida: un plato salado seguido de un plato dulce. Esto le da dos oportunidades para que el niño asimile las calorías y los nutrientes que necesita y la variedad hace que la comida sea más interesante
  • Haga comentarios positivos sobre la comida, porque los niños estarán más dispuestos a probarla; los padres y los cuidadores son fuertes modelos a imitar
  • Sirva alimentos que se puedan comer con los dedos tan seguido como sea posible. A los niños les gusta tener el control de alimentarse por sí mismos con los dedos y les gusta sentirse incluidos
  • Coma en un entorno tranquilo y relajado sin distracciones, como el televisor, juegos y juguetes. Los niños por lo general solo se concentran en una sola cosa a la vez
  • Termine la hora de comida en unos 20 o 30 minutos y acepte que después de este periodo su hijo no va a comer nada más. Hacer que la comida dure demasiado tiempo no ayuda. Es mejor esperar hasta el siguiente bocadillo o comida
  • Felicite a su niño cuando coma bien y simplemente retire la comida sobrante sin comentarios

NO

  • No es necesario que sienta pánico si su hijo deja de comer un alimento en particular; esta condición generalmente no durará mucho
  • No insista en que su hijo termine de comer todo lo que hay en su plato; los niños deben comer de acuerdo con su apetito
  • Cuando su hijo dice no o empuja una cuchara, un recipiente o plato de comida, es un indicio de que ha comido suficiente
  • Su pequeño puede mantener comida en la boca y negarse a tragarla o escupir la comida repetidas veces. Si el niño llora, grita, chilla, vomita o tiene arcadas a tratar de darle de comer, es un indicio seguro de que es hora de dejar de darle comida
  • No le diga que es exigente, porque puede entender qué significa y su hijo puede comenzar a sentirse tenso a la hora de comer
  • Nunca reemplace una comida que su hijo haya rechazado por una comida completamente diferente. A la larga, es mejor servirle de la comida familiar y aceptar que preferirá algunos alimentos sobre otros
  • No le sirva el plato dulce como recompensa, porque hará que parezca más deseable
  • Evite darle mucha leche o jugo de frutas dentro de una hora de la comida; en su lugar, sírvale agua
  • No le sirva bocadillos justo antes de una comida: los bocadillos le quitarán un poco el apetito a su hijo y no comerá la comida. 
  • No le dé a su bebé un bocadillo inmediatamente después de una comida que no se haya comido. Es mejor tener un patrón de comida establecido y esperar hasta el próximo bocadillo o comida
  • No suponga que porque su hijo ha rechazado una comida, nunca la comerá de nuevo. Los gustos cambian con el tiempo y con frecuencia los niños pequeños necesitan que se les sirva un nuevo alimento más de 10 veces antes de que sientan confianza para probarlo
  • No se sienta culpable si una comida se convierte en un desastre. Olvídelo y tenga un enfoque positivo en la próxima comida (los padres también aprenden de los errores)
  • Si el niño no come bien cuando salga a comer afuera, no se preocupe. Los nuevos entornos pueden ser demasiado distractivos para que una comida parezca interesante

Hábitos alimenticios en niños de 1 a 2 años de edad

En algún momento durante su segundo año de edad, los bebés se vuelven más selectivos con respecto a los alimentos que comen, porque son más asertivos. El niño pequeño puede:

  • Comer menos de lo que usted espera
  • No querer probar nuevos alimentos que le sirva
  • No querer comer ciertos alimentos, incluidos aquellos que antes comía sin problemas

Neofobia

Esta es una fase normal de desarrollo de los niños pequeños. Esto se denomina respuesta neofóbica a la comida. El significado de “neofobia” es “temor a lo nuevo”.

Esta etapa de neofobia a los alimentos se desarrolla después de que los niños comienzan a caminar, cuando son más hábiles y pueden moverse por todos lados para investigar su entorno. El temor a los nuevos alimentos probablemente sea un mecanismo de sobrevivencia para evitar que los niños se hagan daño al comer todo. Si tuvieran que probar una baya de un arbusto bien podrían envenenarse.

Cuando comienza la etapa neofóbica, el pequeño podría rechazar incluso probar un nuevo alimento que no conoce. Le tomará más tiempo aprender a disfrutar y comer nuevos alimentos que cuando era bebé:

  • Es posible que su hijo necesite ver a otras personas comiendo un alimento nunca antes visto antes de que se sienta lo suficientemente confiado para probarlo 
  • Ahora a su hijo le puede tomar mucho más tiempo aprender a que le guste un alimento determinado, de modo que incorpore un poco de sabor cada vez que lo incluya en una comida

Motivo por el cual su niño puede negarse a comer un determinado alimento

Diferencias de apariencia

  • Puede no ser exactamente lo mismo a lo que está acostumbrado su hijo. Puede ser una galleta partida en lugar de una entera, puede tener una pequeña imperfección, por ejemplo, una marca en la cáscara de una manzana. Debido a esta diferencia, su niño puede sentir desconfianza de comérsela.

Le gusta y no le gusta

  • El sabor puede ser desagradable
  • Es posible que haya tenido contacto por otro alimento que a su hijo no le gusta
  • La comida puede estar en el mismo plato que otra comida que a su hijo no le guste

Toda la información que necesitas en un solo lugar


Philips Avent te acompaña en cada etapa de tu embarazo y en el desarrollo del bebé. Suscribite y recibí los mejores consejos y ofertas.

 

Suscripción gratis

Productos relacionados

Consejos relacionados

Dificultades en la alimentación del bebé y el niño

Dificultades en la alimentación del bebé y el niño

Distintas etapas del destete

Distintas etapas del destete

Recetas para bebés y niños

Recetas para bebés y niños

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé