Cuidado de la mamá y el bebé
Cuidado de la mamá y el bebé

Recetas fáciles para niños

Los niños disfrutan ayudar en la cocina y a menudo están más dispuestos a comer alimentos que ellos han ayudado a preparar. Intente incluir a su pequeño en la preparación de los alimentos tan seguido como se pueda.

Cocina para niños

Usted puede incluir a su hijo en tareas simples, como poner la comida en un plato o mezclar una salsa. Mezclar juntos los alimentos y contar o pesar los ingredientes son excelentes formas para que los niños desarrollen la coordinación física y habilidades matemáticas y también para que aprendan a cocinar.

Cocinar permite que compartan tiempo de calidad juntos siempre que se dé tiempo para hacerlo y no se apure. Habrá desorden y los niños cometerán errores; tenga paciencia y no lo regañe. A todos nos pasan percances. El beneficio más importante es que el niño está desarrollando una actitud muy positiva hacia la comida.

Algunas sugerencias generales para que cocinar con su hijo sea un momento de alegría:

  • Mantenga todos los cuchillos y las batidoras eléctricas fuera del alcance de niños pequeños.
  • Asígneles tareas simples y adecuadas para su edad, pero inclúyalos en tantos procesos como pueda.
  • Deje que su hijo pruebe.
  • Describa lo que está haciendo.
  • No se preocupe de los errores; la comida probablemente tendrá buen sabor.

Pizzas

Ensalada de pasta

Bizcochitos

Mini trifles

Caritas de tortas de arroz

Sonrisas de manzana

Salsa de requesón con varitas de verduras y galletitas horneadas

Bananas al horno con chocolate

Mermelada de frambuesa

Pizzas

Dejar que los niños elijan cómo quieren decorar la pizza es muy entretenido para ellos y es una manera de entretener a un grupo pequeño. Con imaginación pueden crear caras o dibujos simples. La pizza no es una comida completa y debe servirse con más verduras.

2 masas de pizza, disponibles en todos los grandes supermercados

6 cucharadas de puré de tomate o salsa de tomate

1 cucharadita de orégano seco

Variedad de verduras en diferentes platos, por ejemplo, pimientos picados en cubos, calabacines, champiñones, tomates en rodajas, maíz dulce enlatado

45 g (1,5 onzas) de jamón o pollo cocido, cortado en trozos pequeños

4 cucharadas grandes de queso rallado, mezcla de cheddar y parmesano

6 a 8 rodajas de queso mozzarella

Adulto: rebane todas las verduras.

Niño: esparza la salsa y el orégano sobre la masa de pizza. Cúbrala con las verduras y las carnes que desee. Esparza el queso rallado. Agregue tiras de queso mozzarella.

Adulto: colóquela en el horno y cocine hasta que el queso se derrita y se dore.

Sirva con varitas de apio o pepino o una ensalada

Rinde para 2 a 4 porciones

Ensalada de pasta

Si usted corta, cuece y escalda los alimentos, el niño puede mezclarlos. Háblele de los diferentes colores mientras lo hace. Puede hacer un almuerzo agregando salmón desmenuzado o jamón en trozos pequeños.

330 g (12 onzas) de espirales u otro tipo de pasta

1 cucharada grande de aceite

170 g (6 onzas) de verduras surtidas como brócoli, apio, zanahorias, calabacín, pepino, guisantes dulces, pimiento rojo y verde, cebollines, judías verdes y tomates cherry.

Para el aderezo:

4 cucharadas de aceite de oliva

Jugo de 1 limón o lima

1 cucharada grande de aceite balsámico

1 cucharada grande de perejil picado

1 cucharada grande de albahaca picada

45 g (1,5 onzas) de queso parmesano rallado

1 cucharada grande de mostaza suave

Una pizca de pimienta negra

Adulto: lleve una olla grande de agua a hervir. Agregue una cucharada grande de aceite de oliva y la pasta. Reduzca el calor, cubra la olla y hierva de 10 a 12 minutos hasta que la pasta esté tierna. Escurra, enjuague con agua caliente deje enfriar. Prepare las verduras cortando las zanahorias, el apio, los calabacines y el pepino en varitas. Limpie los guisantes dulces.

Niño: troce el brócoli con la mano.

Adulto: rebane en tiras delgadas los pimientos verde y rojo, los cebollines y las judías verdes. Coloque todas las verduras, excepto el pepino y los tomates, en una olla con agua hirviendo y hierva por 3 minutos para escaldarlos. Escurra. Deje enfriar.

Niño: coloque la pasta en una fuente para ensalada y mezcle con las verduras escaldadas. Agregue el pepino y los tomates cherry. Mezcle los ingredientes del aderezo, revuelva bien y vierta en la ensalada. Revuelva la ensalada con el aderezo.

Tiempo de preparación: 25 minutos

Rinde para 4 a 6 porciones

Bizcochitos

Como variante, derrita un poco de chocolate y deje que el niño sumerja una parte del bizcochito en el chocolate. Deje que se enfríe y sirva con frutas como postre o bocadillo.

1 huevo grande

3 cucharadas soperas de azúcar impalpable

4 cucharadas grandes rasas de harina corriente

1 a 2 cucharaditas de azúcar glasé

Adulto: precaliente el horno a 200 °C (400 °F), marca de gas en 6. Enmantequille un poco las bandejas del horno. Junte todos los ingredientes con su hijo.

Niño: rompa el huevo (con ayuda) en un recipiente para mezclar. Mida el azúcar y colóquela en el recipiente.

Adulto y niños juntos: sostengan la batidora eléctrica y batan los huevos con el azúcar hasta que quede una consistencia cremosa. Esto tomará unos minutos y es posible que deba terminar sin el niño.

Niño: mida la harina y cierna sobre la mezcla, la mitad cada vez. Incorpore con una cuchara metálica (deberá enseñarle al niño cómo incorporar en lugar de revolver para que la mezcla no pierda el aire). Coloque cucharadas llenas de mezcla en una bandeja del horno enmantequillada. Deje espacio para esparcir.

Adulto: coloque la bandeja en el horno y hornee de 7 a 10 minutos hasta que los bizcochitos estén dorados y esponjosos. Saque la bandeja del horno. Deje enfriar unos segundos y con un cuchillo de paleta levántelos y colóquelos en una bandeja para que se enfríen.

Niño: con un colador pequeño espolvoree azúcar glasé.

Son deliciosos si se comen ligeramente tibios.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Rinde para 10 a 12 porciones

Mini trifles

Este postre tradicional será divertido para su hijo. Utilice cualquier fruta de temporada o fruta enlatada en zumo.

4 bizcochitos o 2 rebanadas de brazo de gitano

2 cucharadas de jugo de naranja

1 durazno maduro, cortado en rodajas

12 fresas, lavadas y peladas

150 mls de natilla lista para servir o natilla hecha en casa

2 cucharaditas de crema batida (opcional)

Mostacilla para decorar (opcional)

Niño: Coloque 2 bizcochitos o 1 rebanada de brazo de gitano en cada uno de los dos pequeños ramekín. Ponga una cucharada de jugo de naranja sobre cada base del pastel. Cubra con las rodajas de durazno y fresas. Vierta la crema. Cubra con la crema y espolvoree mostacilla para decorar. 

Caritas de tortas de arroz

Un almuerzo muy simple y divertido para preparar juntos. Use otras frutas y verduras para hacer las caritas.

1 torta de arroz natural

2 cucharadas grandes de queso crema o hummus

3 pasas

1 rodaja de manzana con forma de boca

1 zanahoria rallada finamente

Adulto: corte la manzana en cuatro, retire el centro y rebane. Ralle la zanahoria.

Niño: esparza el queso crema o el hummus en la torta de arroz, haga una cara con pasas y la rodaja de manzana. Rocíe la zanahoria rallada en la parte de arriba para formar el pelo o debajo de la boca para la barba.

Sirva con más rodajas de manzana o varitas de verduras.

Tiempo de preparación: 5 a 10 minutos

Porción para 1 carita

Sonrisas de manzana

Estos son bocadillos divertidos, excelentes para hacerlos en familia cuando tiene algunos niños con quienes jugar.

1 manzana roja

3 a 4 cucharadas de mantequilla de maní suave

Cereal de arroz inflado

Adulto: corte la manzana en rodajas y seque cada una con una toalla de papel (esto permitirá que la mantequilla de maní se adhiera). Unte uno de los lados de cada rodaja de manzana con mantequilla de maní. Haga un sándwich con 2 rodajas y aplástelo un poco para que la mantequilla de maní comience a rezumar del lado de la piel del sándwich de manzana. Ponga 4 o 5 pedazos de cereal inflado en la mantequilla de maní para formar dientes (el rojo de la cáscara de manzana son los labios).

Tiempo de preparación: 10 minutos

Porción para 5 a 6 caritas

Salsa de requesón con varitas de verduras y galletitas horneadas

1 pote de requesón de 250 g

2 cebollas de verdeo cortadas

1/4 o 1/2 pimiento rojo finamente cortado

1/4 cucharadita de mostaza de Dijon

1/2 cucharadita de hierbas secas

Mezcla de verduras como apio, zanahorias, trozos de brócoli cortados en varitas o trozos pequeños

Adulto: prepare todas las verduras. Es posible que un niño de más edad pueda ayudarle con esto bajo supervisión.

Niño: coloque todos los ingredientes en un recipiente, mida las hierbas y la mostaza y mezcle todo.

Sirva con varitas de verduras

Tiempo de preparación: 10 minutos

Bananas al horno con chocolate

2 bananas grandes y con cáscara

55 g (2 onzas) de chocolate puro o chocolate de leche

Adulto: corte las puntas de las bananas, pero no las pele. Precaliente el horno a 180 °C (350 °F), marca de gas en 4.

Niño: coloque las bananas en una bandeja para hornear sobre una lámina de papel metálico. Parta el chocolate en trozos pequeños.

Adulto: haga un corte superficial a lo largo de la banana, cortando la cáscara y la parte superior de la carne de la banana.

Niño: meta los trozos de chocolate en el corte de la banana. Envuelva en papel metálico formando un paquete apretado.

Adulto: coloque en el horno y cocine por 25 minutos.

Deje que se enfríe y retire el papel metálico. La piel de la banana estará negra, pero la mezcla de carne de banana pegajosa y chocolate se puede retirar con una cuchara.

Rinde para 2 a 4 porciones

Mermelada de frambuesa

A los niños les encanta “Elegir su propia fruta” y hacer mermelada con la fruta que eligieron les da una gran sensación de logro. Hacer mermelada con fruta fresca garantiza que tendrá muchos flavonoides sin saborizantes ni colorantes artificiales.

1 kg (2 libras) de frambuesas

1 kg (2 libras) de azúcar

Niño: lave la fruta y colóquela en hojas de papel secante. Coloque las frambuesas en una olla grande. Aplástelas con un machacador de papas.

Niño: mida el azúcar. Lave dos frascos de mermelada, séquelos y colóquelos en el horno para que se calienten y se sequen.

Adulto: coloque las frambuesas aplastadas a hervir muy lentamente a fuego lento. Agregue azúcar, revuelva con una cuchara de madera hasta que se disuelva. Hierva por 5 minutos. Con la cuchara de madera coloque una o dos gotas en un platillo para que el niño vea si se forma una capa cuando se enfría de modo que la gota mantenga su forma y no se desparrame en el platillo. Si no se forma ninguna capa siga hirviendo 5 minutos más y vuelva a revisar. Cuando se forme la capa es momento de verter la mermelada en los frascos tibios. Deje que se enfríen un poco y tápelos mientras aún están tibios. Si va a guardar la mermelada un tiempo, asegúrese de que el frasco esté bien lleno para reducir la posibilidad de que se forme moho.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Rinde para 2 frascos grandes de mermelada.

Tenga presente que la información contenida en estos artículos se entrega solamente como consejo general y de ninguna manera sustituye la asesoría médica profesional. Si usted, su familia o su hijo tienen síntomas o alguna condición grave o persistente, o necesita atención médica específica, busque asistencia médica profesional. Philips AVENT no es responsable de daños que resulten del uso de la información proporcionada en este sitio web.

Toda la información que necesitas en un solo lugar


Philips Avent te acompaña en cada etapa de tu embarazo y en el desarrollo del bebé. Suscribite y recibí los mejores consejos y ofertas.

 

Suscripción gratis

Productos relacionados

Consejos relacionados

Alimento para bebés y niños: una dieta balanceada

Alimento para bebés y niños: una dieta balanceada

Incorporación de alimentos sólidos

Incorporación de alimentos sólidos

Sugerencias para la hora de comer del bebé y el niño

Sugerencias para la hora de comer del bebé y el niño

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé

Esterilización de los accesorios de alimentación del bebé