El Big Bang

Paso 1

 

Para crear las condiciones perfectas y obtener un volumen máximo, lava el cabello con un champú y un acondicionador voluminizadores. Aplica una espuma o crema modeladora para darle forma.

 

Paso 2  

 

Secá el cabello levantándolo desde las raíces a medida que lo seques para darle la mayor cantidad de volumen posible. Usá un cepillo redondo de tamaño grande; empezá desde bien abajo y seguí subiendo para continuar creando volumen.

Paso 3

 

Cuando el cabello esté casi seco, usa un cepillo plano para levantarlo desde las raíces y despejar el rostro, esto va a aumentar el volumen. Lleva el secador de pelo a las raíces y realiza movimientos hacia arriba desde las capas inferiores.

Paso 4

 

Peiná con suavidad el cabello hacia atrás desde las raíces para darle más cuerpo y mantener el volumen en su lugar. Luego, usá un cepillo de cerdas naturales para alisar suavemente la superficie del cabello hacia arriba despejando el rostro.

Paso 5

 

Recogé el cabello colocándolo sobre un hombro y atá una cola de caballo baja con una banda elástica. Si querés, podés taparla con un accesorio. A continuación, separá la cola de caballo en dos secciones.

Paso 6

 

Hacé una trenza espiga tomando un mechón fino de un lado y pasándolo por delante para entrelazarlo con el otro lado. Seguí trenzando, alternando izquierda-derecha, derecha-izquierda. Una vez que hayas terminado, atá la trenza con una banda elástica pequeña, que podés ocultar con una cinta decorativa.