Rulos de pasarela

Paso 1

 

Primero lavá y secá el cabello. Hacé una raya baja a un costado que empiece a la altura del borde interior de la ceja y termine a la altura del borde exterior de la ceja.

Paso 2

 

Aplicá espuma para peinar al cabello y secalo rápidamente con un cepillo plano, llevando el cabello de la parte superior a la parte delantera de la cabeza de forma que quede alisado.

Paso 3

 

Recogé el cabello dejando una sección de unos 4 cm de ancho en la parte inferior. Enroscá un mechón de pelo en el rizador colocando la raíz en la base del cilindro y enrollando el cabello hasta llegar a las puntas.

Paso 4

 

Desatá el cabello y formá un rulo con la siguiente sección de cabello de la misma forma. Trabajá desde abajo hacia arriba variando el tamaño de las secciones que manipules. Armá algunos rulos más cerca de la base del cilindro y algunos más cerca de la punta para obtener una apariencia más natural y divertida.

Paso 5

 

Al llegar a las secciones superiores del cabello, armá los rulos desde el nivel de la ceja hacia abajo de forma que la coronilla permanezca alisada. Para darle una terminación más suave, rizá el cabello hacia dentro enmarcando el rostro en lugar de alejar los rulos del rostro.

Paso 6

 

Cepillá la parte inferior de los rulos con un cepillo suave, alisá la parte superior del peinado y, para terminar, fijalo con spray.