Centro de noticias | Argentina

Patient flow management
oct 28, 2021

El poder de la predicción: cómo la IA puede ayudar a los hospitales a pronosticar y gestionar el flujo de pacientes

Henk van Houten
Vice Presidente Executivo, Director de Tecnología, Royal Philips

Tiempo estimado de lectura: 7-9 minutos

Para los líderes hospitalarios encargados de gestionar los aumentos inesperados de la demanda de los pacientes, la capacidad de anticipar y adaptarse a las circunstancias que cambian rápidamente se ha vuelto más esencial que nunca. ¿Qué pasaría si pudiéramos predecir los posibles cuellos de botella en el flujo de pacientes en tiempo real y prevenirlos antes de que ocurran?

Si bien la pandemia ha puesto la capacidad de cuidados críticos como nunca antes, los hospitales de todo el mundo se han enfrentado durante mucho tiempo a desafíos con escasez de camas y personal para satisfacer la demanda de cuidado crítico. Los servicios de urgencias en muchos países luchan contra el hacinamiento incluso en circunstancias regulares. Las unidades de cuidados intensivos (UCI) pueden estar operando a su capacidad o cerca de su capacidad. Con demasiada frecuencia, el resultado son esperas y retrasos, que causan frustración, ansiedad y resultados potencialmente dañinos en los pacientes, al tiempo que aumentan la presión para el personal [1].

Puede ser tentador pensar que la solución está en agregar más camas o más personal. Pero por lo general, el problema no es simplemente de recursos. También se trata de gestionar mejor las camas que se tienen. El verdadero desafío suele ser el flujo de pacientes: anticipar y saber cuándo hacer la transición de un paciente de un entorno de cuidado al siguiente.

Es un desafío de orquestación altamente complejo y dinámico, con muchas partes móviles. ¿Qué paciente que espera en la sala de servicios de urgencias debe recibir la próxima cama de UCI? ¿Qué paciente en la UCI se puede mover con seguridad a una unidad de transición para liberar una cama? ¿Y quién está listo para ser dado de alta para el monitoreo en el hogar?

La gestión del flujo de pacientes requiere una visión integral en diferentes partes del hospital o de la red del hospital. Sin embargo, eso es a menudo precisamente lo que falta hoy. Con los datos clínicos y operativos dispersos en sistemas dispares, los equipos de cuidados carecen de un conocimiento de la situación más amplio más allá de su unidad o departamento. Esta falta de información fácilmente disponible y procesable puede obstaculizar la priorización de los pacientes, ralentizar las transiciones de los pacientes y provocar cuellos de botella imprevistos en el flujo de pacientes.

La crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto y exacerbado muchos de estos desafíos. Pero también ha dado lugar a formas inteligentes de abordarlos. Los proveedores de cuidado médico han adoptado modelos de colaboración de cuidado centralizado, compartiendo datos en tiempo real para visualizar la capacidad sin aprovechar y facilitar las transferencias de pacientes. No solo confían en esos datos para obtener una descripción general de lo que sucede en cada momento. También lo están utilizando para pronosticar y prepararse para la demanda futura. Por ejemplo, los hospitales han utilizado con éxito modelos predictivos para estimar el número de camas, equipos y personal necesarios para los pacientes con COVID-19 en la UCI y otras salas del hospital [2,3].

A medida que empezamos a pensar más allá de la pandemia, existe una oportunidad única de integrar estas prácticas basadas en datos en la gestión diaria del flujo de pacientes, desde la admisión al hospital hasta el alta hospitalaria y, en última instancia, la monitorización en el hogar. Mediante el poder de la inteligencia artificial y el modelado predictivo, podemos extraer patrones e información relevante sobre el flujo de pacientes y las necesidades de cuidado del paciente a partir de grandes cantidades de datos hospitalarios históricos y en tiempo real. Después de la validación inicial, los algoritmos resultantes se pueden actualizar de forma regular para tener en cuenta las tendencias y circunstancias recientes, optimizando así aún más el valor predictivo. Esto permite que los líderes del hospital y los coordinadores de flujo de pacientes orquesten los cuidados de manera más eficaz en todos los entornos y se adapten rápidamente a las circunstancias cambiantes.

Así es como puede lucir para la experiencia de un paciente.

Patient flow coordinator

Anticipar los próximos pasos a lo largo de la experiencia del paciente


Imagínese a Rosa, una paciente de 66 años, que trasladan de urgencia al hospital con palpitaciones cardíacas y dificultad para respirar. Mientras va en la ambulancia, se envía una notificación a Jennifer: una coordinadora de flujo de pacientes en un centro de comando central que supervisa la capacidad de pacientes actual y prevista en una red de ocho hospitales.

Debido a que Jennifer puede ver instantáneamente qué hospitales tienen camas disponibles, puede dirigir a Rosa a un hospital donde recibirá rápidamente el cuidado que necesita. Si las tendencias de capacidad indican que ciertos hospitales están a punto de ser saturados con pacientes en las próximas 24 horas, por ejemplo, debido a una emergencia pública, Jennifer puede comenzar a facilitar la transferencia de pacientes a hospitales con censos más bajos, equilibrando así la carga de pacientes en la red. O puede trabajar con supervisores locales en toda la red del hospital para activar planes de emergencia, abrir camas adicionales y planificar personal adicional. Todo para prevenir el hacinamiento en los servicios de urgencias y, además los retrasos en el diagnóstico y el tratamiento.

Tan pronto como Rosa sea evaluada en el servicio de urgencias, Jennifer podrá ayudar a los equipos de cuidado para priorizar una evaluación clínica adicional basada, entre otros, en un algoritmo de aprendizaje automático que combina los signos vitales del paciente y los datos fisiológicos para predecir el riesgo de deterioro de la salud. Jennifer también tiene la descripción general más reciente de la disponibilidad de camas en todo el hospital, lo que le permite preasignar una cama para Rosa en la unidad de cuidado adecuada, en estrecha alineación con el equipo en el piso. Además, Jennifer puede ver cuántos ventiladores necesitará cada unidad de cuidados intensivos durante las próximas 48 horas.
Patient flow across the enterprise
Una vez que Rosa haya recibido cuidados intensivos en la UCI para ayudar a estabilizar su condición, Jennifer ya puede comenzar a planificar con anticipación para facilitar la experiencia de cuidado de Rosa. Los algoritmos inteligentes ayudan a Jennifer a estimar cuándo estará Rosa lista para ser transferida a un entorno de cuidado de menor agudeza en el hospital para el monitoreo por telemetría. Según una lista de revisión de transición que se actualiza dinámicamente, Jennifer puede ayudar a los médicos a priorizar la evaluación clínica de los pacientes que pueden estar listos para la transferencia. Al mismo tiempo, tiene una visión general actualizada de la supervisión por telemetría disponible. También puede ver cuántos pacientes en el servicio de urgencias están esperando una cama para pacientes hospitalizados. Esto ayuda a Jennifer en la identificación de los posibles cuellos de botella en forma temprana y gestionar el flujo de pacientes en consecuencia.

Una vez ingresada en una unidad de transición donde se la coloca en monitoreo por telemetría, Rosa permanece bajo la atenta mirada del personal clínico, con algoritmos predictivos que nuevamente le ayudan a Jennifer a orquestar los próximos pasos de manera proactiva. A partir de un análisis de las desviaciones fisiológicas y las tendencias de alarma durante las últimas 12 horas, Jennifer puede evaluar cuándo la condición de Rosa es lo suficientemente estable como para que se considere su traslado a la unidad médico-quirúrgica.
Patient in hospital corridor
Ahora llegamos al final de la experiencia de cuidado hospitalario de Rosa. Mientras la monitorean en la unidad médico-quirúrgica, su última parada en el camino hacia el alta hospitalaria, el puntaje de preparación para el alta y el riesgo de readmisión de Rosa indican que se encuentra fisiológicamente estable y bien encaminada hacia la recuperación. Una vez que el médico responsable ha revisado su estado, Rosa recibe el mensaje tranquilizador que estaba esperando. Ella está lista para irse a casa.

Mejorar el flujo de pacientes y reducir la duración de la estancia


Con miles de pacientes como Rosa fluyendo a través de la red de un hospital en un día determinado, es fácil ver los beneficios de tener información clínica y operativa centralizada para administrar el flujo de pacientes.

En lugar de optimizar en silos, los proveedores de cuidado médico pueden comenzar a orquestar el cuidado en toda su empresa. Agregue a eso el poder del análisis predictivo y será posible administrar el flujo de pacientes de manera proactiva de un entorno de cuidado a otro. Al acelerar la progresión del paciente a lo largo de su experiencia de cuidado, los proveedores de cuidado médico pueden evitar la congestión en ciertas áreas del hospital y la sobreutilización de recursos críticos en otras.

Para una paciente como Rosa, eso significa que no tiene que permanecer en el hospital más de lo necesario. Esto, a su vez, brinda a otros pacientes una mejor oportunidad de tener acceso al cuidado crítico que necesitan. Como resultado, las empresas de cuidado médico pueden atender a más pacientes, lo que reduce los retrasos a raíz de la pandemia. Además, un mejor flujo de pacientes también puede beneficiar sus resultados. Por ejemplo, un hospital de EE. UU. estimó que podrían ahorrar $ 3,9 millones al año eliminando el hacinamiento en los servicios de urgencias mediante transferencias aceleradas a entornos de hospitalización [4].

Permitir la toma de decisiones en red en todo el hospital


Para que funcione dicha gestión empresarial del flujo de pacientes, se necesita más que un centro de comando central que supervise y orqueste la capacidad y las transiciones de los pacientes. Junto con todos los equipos de cuidado involucrados, el liderazgo senior deberá acordar los KPI relevantes para toda la empresa que reflejen el flujo de pacientes anticipado y en tiempo real entre los departamentos. En combinación, esos KPI deben brindar a todos un pronóstico confiable de los cuellos de botella inminentes, así como también información sobre las intervenciones adecuadas.

La información que ayuda a administrar el flujo de pacientes también deberá estar disponible en el punto de cuidado, en una forma fácil de usar y procesable que sea visible para todos los miembros del equipo, ya sea a través de paneles de control o alertas oportunas. Los conocimientos predictivos deberían ayudar a los médicos a tomar decisiones e integrarse de forma natural en sus flujos de trabajo, sin aumentar la sobrecarga de información.
Departmental dashboard

La adaptación continua es clave aquí. A diferencia de otras industrias, como la fabricación, donde los procesos siguen una secuencia fija y predeterminada, el cuidado médico es un esfuerzo humano en el que ocurren eventos inesperados. Por ejemplo, una paciente como Rosa puede no responder a su plan de tratamiento como se anticipó y se debe readmitir en la UCI para cuidados intensos adicionales. Los algoritmos predictivos pueden ayudar a detectar los primeros signos de deterioro, pero el juicio clínico en el momento sigue siendo esencial para evaluar la condición de un paciente y decidir qué hacer a continuación.


Es por eso que los centros de comando central en el cuidado de la salud no se tratan de una gestión de arriba hacia abajo. Más bien, deben apoyar la colaboración entre médicos y administradores del cuidado en todo el hospital o la red hospitalaria. El futuro de la atención se centrará en conocimientos predictivos que informen la toma de decisiones en red, con los médicos y el personal a cargo de las decisiones clínicas, respaldados por un centro que supervisa el panorama operativo más amplio para administrar de manera proactiva el flujo de pacientes.

Extender la coordinación del cuidado desde el hospital hasta el hogar


En el futuro, la coordinación centralizada del cuidado podría extenderse aún más al hogar, mediante diagnósticos y monitoreo remotos para vigilar a Rosa a medida que reanuda su vida diaria. Como mi colega Roy Jakobs ha señalado anteriormente, mejorar las transiciones entre el cuidado agudo y posagudo es una de las mayores oportunidades del cuidado de la salud a medida que se distribuye cada vez más. Nuevamente, aquí es donde el análisis predictivo en el cuidado de la salud podría marcar la diferencia.


Imagine que la coordinadora de flujo de pacientes, Jennifer, recibe una señal de advertencia temprana respecto a que la salud de Rosa está a punto de deteriorarse nuevamente, con base en un análisis remoto de sus signos vitales y datos biométricos. Esto le permitiría a Jennifer alertar de manera proactiva a los equipos de cuidado para invitar a Rosa a una evaluación clínica adicional, lo que previene un evento de emergencia evitable más adelante. El control de salud continuo en el hogar ya ha demostrado su valor en el manejo de enfermedades crónicas como la EPOC, con un estudio piloto en los EE. UU., que mostró una reducción del 80 % en las readmisiones por EPOC aguda de 30 días y $ 1,3 millones en ahorros [5].

En última instancia, así es como los sistemas de atención médica del futuro gestionarán el flujo de pacientes de manera más eficaz y eficiente a lo largo de la experiencia del paciente, con fundamento en decisiones basadas en datos para garantizar que el paciente adecuado reciba la atención adecuada en el lugar correcto y en el momento adecuado. Ya sea en un hospital, en el hogar o en un entorno comunitario. Con base en una comprensión más profunda de los patrones en la demanda y el flujo de pacientes, los líderes del cuidado de la salud también pueden comenzar a crear estrategias a largo plazo para la planificación de la capacidad hospitalaria, al tomar decisiones mejor informadas sobre los tipos de entornos de cuidado y recursos que se necesitan.

La incertidumbre seguirá siendo tan inherente al cuidado de la salud como a la vida. Pero al pronosticar mejor lo que puede suceder a continuación, los sistemas de salud se volverán más adaptables y resistentes frente al cambio y la crisis. Esa es una predicción que estoy dispuesto a hacer. 


Referencias

[1] Rutherford PA, Anderson A, Kotagal UR, Luther K, Provost LP, Ryckman FC, Taylor J. Achieving Hospital-wide Patient Flow (Second Edition). IHI White Paper. Boston, Massachusetts: Institute for Healthcare Improvement; 2020. http://www.ihi.org/resources/Pages/IHIWhitePapers/Achieving-Hospital-wide-Patient-Flow.aspx
[2] Mayo Clinic COVID-19 Predictive Analytics Task Force, Pollock BD, Carter RE, et al. Deployment of an Interdisciplinary Predictive Analytics Task Force to Inform Hospital Operational Decision-Making During the COVID-19 Pandemic. Mayo Clin Proc. 2021;96(3):690-698. https://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(20)31482-8/fulltext
[3] Weissman GE, Crane-Droesch A, Chivers C, et al. Locally Informed Simulation to Predict Hospital Capacity Needs During the COVID-19 Pandemic. Annals of Internal Medicine. Volume 173, Issue 1: 21-28. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32259197
[4] Foley M, Kifaieh N, Mallon W. Financial Impact of Emergency Department Crowding. Western Journal of Emergency Medicine, Volume XII, no. 2: May 2011, 192-197. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30193738/
[5] Reducing hospital readmissions with integrated COPD care. Philips case study. [Results are specific to the institution where they were obtained and may not reflect the results achievable at other institutions.] https://www.philips.com/a-w/about/news/archive/case-studies/20191001-reducing-hospital-readmissions-with-integrated-copd-care.html

Comparta en sus redes sociales

Temas

Autor

Henk van Houten

Henk van Houten

Executive Vice President, Chief Technology Officer, Royal Philips

Henk van Houten joined Philips Research in 1985, where he investigated quantum transport phenomena in semiconductor nanostructures – work awarded with the Royal Dutch Shell prize. 

 

In 2016, he became Chief Technology Officer of Royal Philips. In this role, he has global responsibility for Research, Innovation Services, the Philips HealthWorks, Philips Innovation Campus Bangalore, Group Technology Start Ups, Technology and R&D Management, and the Idea to Market Excellence Program. He is Vice Chair of the Group Innovation Board.

Click here to read moreClick here to read less
Follow me on

Más noticias relacionadas

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.