Parece que la mascarilla está sucia. ¿Cómo puedo limpiarla?

La limpieza diaria de la mascarilla es una parte muy importante del mantenimiento. A continuación se exponen tres sencillos pasos para mantener la mascarilla limpia:

  • La mascarilla debe desmontarse según se indica en las instrucciones de uso. Lava los componentes de la mascarilla en agua templada con jabón suave y deja que se seque al aire. Evita los jabones con hidratantes. No utilices lejía, alcohol ni soluciones de limpieza con alcohol.
  • Lávate bien la cara antes de utilizar la mascarilla. Evita utilizar soluciones para la piel antes de ponerte la mascarilla.
  • Inspecciona la mascarilla. Sustitúyela si la almohadilla se endurece o si se daña alguna pieza.