Viaja seguro a pesar de la apnea del sueño

Un sueño reparador que te acompaña a donde vayas

 

La apnea del sueño te sigue allá donde vayas. Para rendir al máximo, tanto en el trabajo como en alta mar, es completamente esencial que continúes con la terapia cada noche. En Philips, sabemos que un sueño profundo y reparador es algo de lo que no puedes prescindir. Ese es el motivo por el que te ofrecemos esta información, para ayudarte a que disfrutes del sueño que necesitas, en cualquier lugar.

Habla antes con tu agencia de viajes

Independientemente de que te vayas a desplazar por tierra, mar o aire, cada empresa tiene sus propias normas y reglamentos. Al menos dos semanas antes de salir, habla con tu agencia de viajes para que te informen de todo lo que necesitas saber, hacer y llevar contigo. Si es necesario, tu médico puede facilitarte un justificante de necesidad médica.

Lleva siempre tu prescripción médica contigo

Una maleta que se extravía o resulta dañada. Un robo. Una avería del equipo. En un viaje siempre pueden ocurrir contratiempos. Para que no afecten a tu terapia del sueño, pide a tu médico que realice una copia de la prescripción del equipo de PAP, la mascarilla, los filtros, los tubos y el humidificador, y consérvala en tu billetera o bolso.

Averigua el tipo de fuente de alimentación que se utiliza en tu destino

Si viajas al extranjero, las tomas de corriente de otros países pueden funcionar a una tensión distinta y tener formas completamente diferentes de las que hay en tu casa. Los equipos de PAP funcionan con la mayoría de tensiones eléctricas de todo el mundo. Para viajar con el menor equipaje posible, llévate un adaptador de corriente universal, que funcionará en la mayoría de los países. Antes de salir, investiga qué adaptadores funcionan en el país o la zona que vas a visitar.

Llévate un cable alargador

Las tomas de corriente que hay cerca de las mesillas de noche de los hoteles suelen estar en sitios poco accesibles u ocupadas por otros elementos como una lámpara o un despertador. No olvides incluir un cable alargador específico en la maleta de transporte del equipo de PAP para que te resulte más sencillo realizar la terapia.

Podrías necesitar una fuente de alimentación de reserva

Un corte eléctrico puede ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar a donde viajes. Además, en destinos remotos, es posible que tu alojamiento o tu operador no puedan proporcionarte una toma de corriente para el equipo. Por ello, conviene meter siempre en la maleta una batería portátil especialmente diseñada para tu máquina de PAP. Asegúrate de que esté completamente cargada antes de salir de casa y durante todo el viaje.

Por la noche, el sueño es tu prioridad

Un viaje de trabajo o de placer puede alterar tu rutina de sueño y es demasiado fácil sacrificar tiempo de sueño para dar cabida a otras actividades necesarias o emocionantes. Sin embargo, un sueño apacible es fundamental para poder rendir al máximo cada día. Fíjate un objetivo de ocho horas de sueño todas las noches y nunca te conformes con menos de seis. Si estás inmerso en el viaje de tu vida, lo que menos falta te hace es estar agotado o irritable por falta de sueño.

"El CPAP viene siempre conmigo".

 

¿Te preocupa tener que viajar con el dispositivo? Esto es lo que opinan algunos usuarios experimentados sobre viajar.