Centro de noticias | Argentina

masthead simplygo blog roy jacobs l
ene 13, 2021

Redefinir las transiciones de atención médica, ampliando dónde y cuándo se produce la atención

Por Roy Jakobs
Líder de negocios de Connected Care, Philips

Tiempo estimado de lectura: 10-12 minutos

Hace un año, estaba dando una conferencia de prensa en Las Vegas, Nevada, en la Feria Electrónica de Consumo, uno de los eventos tecnológicos más influyentes del mundo y, como lo describen, el campo de prueba para tecnologías innovadoras. Yo estaba allí representando la cartera de salud personal de Philips que estaba haciendo énfasis en la innovación significativa en el hogar. Poco después, pasé la batuta para emprender un nuevo viaje: conectar las muchas transiciones de atención de salud dentro del hospital, pero también más allá, incluyendo el manejo agudo y crónico de la atención al paciente dentro del hogar. 

 

Entramos al 2021 en una profunda crisis mundial de salud pública que ha exacerbado un entorno sanitario ya tenso. La promesa de una vacuna no comienza a abordar nuestros problemas holísticos: las condiciones crónicas están aumentando, la escasez de personal está aumentando y está creciendo una compleja población que envejece. Aumentando esta carga, hemos visto que otra crisis se está gestando a medida que los hospitales manejan las oleadas de COVID-19: las visitas el departamento de emergencias y las visitas de atención continua han disminuido debido a las preocupaciones de los pacientes en torno a la transmisión de la infección. Lo sabemos porque ya hemos experimentado esto antes. 

 

Diez semanas después de que la COVID-19 fuera declarada emergencia nacional en 2020, las visitas a la sala de emergencias por ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares cayeron un 23% y un 20%, respectivamente [1]. Si bien eso puede parecer algo bueno para un sistema de salud sobrecargado, significa que los pacientes que necesitan atención la están evitando, lo que podría conducir a una segunda crisis que abrume los sistemas a través de la atención continua de salud. No podemos adoptar un enfoque de "esperar y observar". En lugar de eso, la solución es encontrarse proactivamente con los pacientes donde están, crear conexiones significativas entre el médico y el paciente desde dentro de sus hogares y ayudar eficazmente a guiar las transiciones de atención. 

 

La atención médica está en un momento crucial en cuanto a conectar la atención de salud a través de los entornos. Las transiciones efectivas de atención pueden ser muy influyentes en los resultados que tenga un paciente, y depende de nosotros ayudar a asegurar que estos cambios no conduzcan a puntos ciegos. Más que nunca, las informáticas sanitarias como la integración de datos y la inteligencia artificial pueden proporcionar una gestión de la atención al paciente conectada cuandoquiera y dondequiera que ocurra la atención, ayudando a mantener a los pacientes fuera del hospital, mejorando los resultados de los pacientes dados de alta y ayudando a los sistemas de salud a gestionar su carga y recursos para los pacientes. 

Transiciones de atención hospitalaria

 

A medida que la pandemia empujaba la telemedicina al centro de atención con la adopción exponencial de la misma, muchas personas equipararon la telemedicina con una videollamada con un médico desde la comodidad de sus hogares. Pero el poder de una sólida integración de datos permite mucho más: un nuevo modelo de atención impulsado virtualmente que proporciona a los médicos acceso a información y perspectivas significativas sobre sus pacientes cuando y donde lo necesiten. La inteligencia que viene con la recopilación, análisis y representación de datos que permite a los cuidadores actuar en consecuencia con confianza juega un papel crítico en la gestión de la atención de nuestros pacientes más enfermos y en informar las decisiones de asignación de recursos dentro de los hospitales. Estos conocimientos actúan como un faro guía para determinar el entorno de atención más adecuado para un paciente y cuándo es el momento óptimo para activar esta transición. Al ofrecer una visión holística y basada en datos del proceso de un paciente, los médicos pueden decidir efectivamente dónde el paciente tendrá resultados más exitosos. 

 

Al aprovechar estos conocimientos, los sistemas de salud ahora están implementando modelos centralizados de centros de mando para mejorar las transiciones de atención. Al generar análisis en tiempo real y recomendaciones proactivas, las soluciones de atención centralizadas pueden ayudar a garantizar que los pacientes pasen al entorno de atención más adecuado para ellos. Por ejemplo, las tele-uci, dirigidas por un equipo intensivista en un centro central de monitoreo que actúa de manera similar a un centro de control de tráfico aéreo, pueden extender los recursos de atención crítica por cama, sin importar dónde se encuentra el hospital. Con la recolección de datos críticos durante el tiempo, estos intensivistas pueden ser responsables de 50 a 1.500 camas remotas en la uci a la vez, e intervenir rápidamente en caso de que los datos y las tendencias indiquen signos tempranos de deterioro.

 

Particularmente durante la pandemia, las soluciones de tele-uci se volvieron absolutamente esenciales en respuesta al incremento de oleadas de personas en la uci para muchos de nuestros clientes. Los directores de los hospitales descubrieron rápidamente que la capacidad de la telemedicina para acceder a los pacientes de forma remota no sólo se aplicaba a estar a kilómetros de distancia, sino también desde cinco pies de distancia. Al ampliar las capacidades de monitoreo más allá de la cama, los médicos podrían evitar entrar repetidamente en las habitaciones de un paciente con COVID-19 mientras mantienen la línea de visión en su bienestar. 

 

Las herramientas de monitoreo y apoyo a decisiones clínicas habilitadas por la inteligencia artificial también pueden ayudar a guiar las transiciones de atención, convirtiendo los datos en información procesable y digerible. Ya sea que estén al lado de la cama o lejos del lugar, los médicos pueden tener una visión holística de la condición de un paciente y detectar las tendencias de salud de un vistazo para identificar a los pacientes que están listos para ser transferidos a otro entorno de atención, o la atención de transición fuera del hospital, proporcionando supervisión integral. Las soluciones de telemedicina que capacitan al personal con la recolección continua de datos, visualización avanzada de datos y análisis predictivo, lo que permite una atención proactiva en lugar de reactiva y realizar intervenciones oportunas. 

Lograr transiciones del hospital al hogar sin interrupciones


Antes de la pandemia, involucrar a los pacientes en la atención preventiva en el hogar a través de la telemedicina ya ayudaba a reducir las readmisiones hospitalarias. Ahora, a medida que crece la tensión en la capacidad hospitalaria, la capacidad de enviar a los pacientes a casa con servicios hospitalarios es esencial para apoyar el alta segura y oportuna. Las soluciones interoperables basadas en la nube que informan decisiones basadas en datos pueden permitir a los médicos continuar visualizando el bienestar de los pacientes y detectar problemas antes de que conduzcan a una readmisión. Al transmitir regularmente los datos críticos de los pacientes a través de dispositivos conectados y traducirlos en información procesable relevante, el manejo remoto del paciente ayuda a mantener a los pacientes alejados del hospital si es posible, y puede limitar el riesgo de exposición de pacientes y médicos al virus. 

 

Hemos visto a nuestros clientes implementar tecnologías para ayudar a gestionar pacientes con COVID-19 que pueden no requerir atención crítica pero necesitan monitoreo de rutina. Por ejemplo, los pacientes que son dados de alta del hospital, tienen síntomas de COVID-19 o se sospecha que tienen COVID-19, podrían usar parches biosensores adhesivos que permitan un monitoreo continuo y sin esfuerzo en el hogar. Estas soluciones recopilan datos a nivel minucioso a través de un amplio conjunto de signos vitales y biometría fisiológica durante un tiempo de hasta 30 días, desde la temperatura de corporal, el latido del corazón en reposo y la frecuencia respiratoria, los niveles de actividad, la frecuencia de la tos, entre otros. Estos datos pueden ser agregados y enviados directamente a los médicos para que puedan tomar decisiones informadas sobre los próximos pasos para la atención de sus pacientes, permitiendo el manejo proactivo de la condición de un paciente en el hogar para reducir el riesgo de readmisión. 

Activando el hospital en casa


A medida que los casos de COVID-19 fluctúan, nos enfrentamos a dos situaciones críticas para los pacientes necesitados: aquellos que evitan la atención hospitalaria debido al miedo a la infección y aquellos cuyos hospitales luchan por cuidarlos debido a las limitaciones de recursos como la disponibilidad de camas. 

 

Hemos visto que las regulaciones federales allanan el camino para la prestación de atención hospitalaria aguda, en conjunto con la agencia de EE.UU. Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de Estados Unidos anunciaron recientemente flexibilidades sin precedentes en torno a proporcionar atención a nivel hospitalario en el hogar a través de la telemedicina, como parte de su programa "Cuidado Hospitalario Agudo en Casa". Esta medida es el resultado de los ejemplos crecientes de servicios de cuidados agudos prestados en el hogar con el monitoreo adecuado del paciente. Para aquellos con enfermedades crónicas, este enfoque ampliado para el manejo de las fases agudas de sus condiciones permitirá a los pacientes ser tratados en casa a través de la potencia de los dispositivos personales de grado hospitalario y la integración de datos. Al activar el monitoreo y el manejo de síntomas dentro del hogar, los médicos pueden determinar si y cuándo es esencial que un paciente vuelva a un entorno clínico para una atención adicional. 

 

Pensando en la atención proactiva para ayudar a mantener a los pacientes con enfermedades crónicas fuera del hospital en primer lugar, el manejo remoto del paciente y los algoritmos predictivos pueden proporcionar a los médicos una visión holística de un paciente para ayudar a llenar los vacíos en los datos del paciente entre las visitas de los mismos. De hecho, para 2022, el 60% de las vías de enfermedades crónicas implicarán el monitoreo remoto del paciente [2]

 

Por ejemplo, los médicos podrían emplear algoritmos predictivos utilizando datos CPAP del monitoreo remoto para ayudar a predecir la adherencia entre sus pacientes con apnea del sueño, lo que les permite identificar a aquellos en riesgo de no adhesión antes y ofrecer apoyo para mejorar la adherencia y, en última instancia, los resultados. La COVID-19 también ha aumentado la necesidad de atención en el hogar para las personas con enfermedades respiratorias. Una encuesta reciente encontró que el 56% de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) han reportado que la COVID-19 les ha hecho difícil obtener el tratamiento que necesitan. Dar a los pacientes y a sus cuidadores herramientas para navegar por la atención hospitalaria respiratoria en el hogar no sólo garantizará la continuidad de sus cuidados, sino que también liberará camas hospitalarias, conservará el PPE, protegerá a los pacientes vulnerables de otros virus y evitará las readmisiones. 

 

La visibilidad que estas tecnologías conectadas permiten a los proveedores es invaluable para guiar decisiones seguras sobre el entorno de atención más adecuado para cada paciente y cuándo puede ser necesario intervenir.

Extender el dónde y el cuándo se realiza la atención hospitalaria


Redefinir dónde y cómo se llevan a cabo las transiciones de atención es parte de redefinir la prestación de atención médica en general, todo con el objetivo de mejorar la experiencia del paciente, mejorar los resultados de salud, reducir el costo de la atención médica y mejorar la vida laboral de los proveedores de atención médica. La atención médica no necesita ser definida por los muros en los que se provee. A través de una integración eficaz de datos, de herramientas de apoyo a la decisión clínica habilitadas para la inteligencia artificial y dispositivos personales, la proximidad física entre el paciente y su proveedor se puede desacoplar desde la noción de lo que significa la atención de calidad. 

 

Los premios a la innovación ganados por Philips en el CES de este año cuentan la historia de una industria que cambió para siempre: una uci en-una-caja que aumenta la capacidad de atención, el monitoreo remoto de pacientes en el hospital para reducir la exposición del personal a infecciones y readmisiones de la uci, y el primer y único selector de máscaras CPAP validado clínicamente que permite el acondicionamiento remotos 2D. La pandemia ha demostrado nuestra resiliencia y nuestra creciente dependencia en las estrategias de telemedicina. Con las soluciones adecuadas, la atención no tiene que ser definida por un lugar, sino por las necesidades de un paciente y su condición de salud. Aumentar el alcance de la atención al paciente mediante de la tecnología significa que empoderamos a los proveedores para guiar con confianza a los pacientes a través de múltiples entornos y transiciones de atención, impulsando mejores resultados de salud y, en última instancia, fortaleciendo el sistema de salud que necesitamos urgentemente. 

 

Siga a @PhilipsLiveFrom durante el totalmente digital CES 2021 para actualizaciones en vivo durante todo el evento.

 

 

Referencias

[1] Posibles efectos indirectos de la pandemia por COVID-19 sobre el uso de salas de emergenciapara condiciones agudas potencialmente mortales – Estados Unidos, enero - mayo de 2020

 

[2] Guía de mercado de Gartner para soluciones de cuidado hospitalario virtual. Último acceso: el 9 de noviembre de 2020.https://www.gartner.com/doc/reprints?id=1-24GWT8KN&ct=201027&st=sb

Comparta en sus redes sociales

Temas

Autor

Roy Jakobs

Roy Jakobs

Chief Business Leader Connected Care

Roy Jakobs is Executive Vice President and Chief Business Leader for the Connected Care businesses of Royal Philips, effective January 28, 2020. He is also a member of the Executive Committee of Royal Philips. Connected Care comprises the Connected Care Informatics, Monitoring & Analytics, Population Health Management, Sleep & Respiratory Care and Therapeutic Care businesses. Prior to this, Roy led Philips’ Personal Health businesses.

Read More

Follow me on

Más noticias relacionadas