La historia de Lindsay

Portada de patología digital

Un amigo que actuó rápido salvó la vida de Lindsay

Lindsay sobrevivió y quiere ayudar a que otros sobrevivan también

Una mañana de primavera en abril, Lindsay Hayden, de 19 años, se desplomó en su salón de clases. Su corazón latía 220 veces por minuto, dos o tres veces la frecuencia normal.

Corría un grave peligro.

 

Cameron Durand, su amigo, actuó rápido. Cameron comenzó a hacerle RCP de inmediato. Se le administró una descarga eléctrica con un DEA y su corazón retomó un ritmo normal. Los paramédicos no llegaron hasta dos minutos más tarde.

 

«Los paramédicos dijeron que sin el DEA podría haber muerto», dijo Lindsay.

 

El PCR puede ocurrir a cualquier edad

 

La mayoría de las personas piensan que solo los adultos mayores sufren problemas cardíacos.

«Nunca escuché que la gente de mi edad [19] los sufrieran. Esperas que le pase a alguien mayor o menos saludable», dijo Lindsay. Pero desde que tuvo su PCR, Lindsay ha conocido a otras cinco o seis personas de su edad que han padecido un PCR y ha oído hablar de muchas otras personas.

 

Lindsay dice que los médicos aún no saben qué desencadenó su PCR. Sin embargo, después de varias pruebas, se enteró de que tiene una afección llamada síndrome del QT largo, un raro trastorno del ritmo cardíaco hereditario que puede causar latidos rápidos y erráticos.

 

Lindsay paga por adelantado

 

Lindsay tuvo suerte de que hubiera un DEA cerca y ella está comprometida con que otros tengan la misma buena suerte. Trabajando con Lunger Foundation, Lindsay y su familia han promovido que haya DEA en las escuelas. Sus esfuerzos han dado sus frutos. Los estudiantes de la secundaria Stanley Lake, en la que le ocurrió el PCR a Lindsay, ahora tienen tres DEA.

Lindsay tiene un DEA como el que le salvó la vida.
Lindsay tiene un DEA como el que le salvó la vida.

Ayudar a otros a sobrevivir a un PCR como ella lo hizo

 

Lindsay no pensó que una joven de 19 años como ella tuviera que preocuparse por problemas cardíacos. Le salvaron la vida y ahora quiere que otros tengan la misma protección.

Más historias de vidas salvadas

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.