Atrás
×

Cómo Crear Una Barba Cortina

Creá tu propio estilo: la barba cortina

1. Recortá el vello facial de forma uniforme a entre 3 y 5 mm para centrarte en el estilo de barba cortina.

 

2. Creá tu estilo de barba cortina definiendo los bordes; utilizá un recortador completo o de precisión para crear una línea en frente de las patillas, desde la mitad de la oreja hasta aproximadamente 5 cm por encima de la mandíbula. Seguí la curva natural de la cara hasta el centro de la barbilla.

 

3. Recortá y da forma a la barba cortina con un barbero con peine-guía o rueda de ajuste en la posición 3 o 4 hasta que obtengas una barba con una ligera forma angular.

 

4. Utilizá un recortador de precisión para definir mejor el exterior a la barba, tocando con cuidado los bordes del pelo con el recortador para formar líneas bien definidas. Consejo adicional: sujeta el barbero en posición vertical durante su uso.

 

5. Utilizá la lámina pequeña para eliminar el vello debajo del labio inferior.

 

6. Afeitá la zona de las mejillas, el bigote y el cuello con una afeitadora rotatoria, con movimientos suaves y circulares.

 

Estilo y mantenimiento de la barba cortina

La barba cortina es relativamente fácil de mantener, basta con procurar que las mejillas, el bigote y el área bajo el labio inferior estén siempre bien afeitadas con una afeitadora o una cuchilla. Utilizá un barbero con peine-guía para mantener el estilo de la barba.

 

Corré la cortina...

La barba cortina es algo más sencilla que la barba Amish o la barba en collar, pero por diferentes razones.

La barba requiere mucho menos mantenimiento que la barba en collar, que crece en exceso con más facilidad. Y no se tarda tanto en dejarla crecer como la barba Amish. También en este caso hay que esperar un tiempo hasta que la barba crezca, pero no tiene que estar tan poblada. Si querés , podés terminarla en una suave punta, algo que no encajaría en una barba Amish ya que sería demasiado llamativo.

 

Esta es una gran opción para los que quieran ocultar una barbilla puntiaguda o suavizar una mandíbula pronunciada.