Atrás
×

Cómo Recortar Perfectamente La Línea Del Cuello

Limitá bien la barba. Si solo llevás una barba de dos días, no es necesario que mantengas bien definida la línea del cuello. Pero si la longitud del vello va más allá de los 3 mm y empieza a convertirse en una barba corta, tene a mano el recortador.

Aseado. Arreglado. Bien definido.
El hecho de que la zona del cuello no esté al alcance de tu vista no significa que puedas llevarla desaliñada. La mayoría de las barbas tienen mejor aspecto con un cuello bien arreglado, así que veamos cuál sería la longitud adecuada en esa zona. Estos son algunos trucos para recortar la zona del cuello de forma adecuada:

 

1. Saber dónde parar
Mirate al espejo estirando hacia arriba la cabeza. Todo el vello que esté por debajo de la línea imaginaria bajo la barbilla debería desaparecer. Ahora mismo.


2. Definir la línea. Incliná ligeramente la cabeza hacia atrás y colocá un dedo de la mano libre justo encima de la nuez. Este punto marca una línea divisoria natural entre la barba y el cuello.

 

3. Del centro a los lados
Colocá el barbero en este punto y desplazalo hacia abajo. (Si usás el Beard Trimmer 9000 de Philips, su práctica guía láser te marcará la línea de corte). Continuá en un lateral, desde el centro hacia afuera, asegurándote de permanecer bajo la línea de la mandíbula. Volvé al centro y realizá los mismos pasos en el lado contrario. No le des una forma demasiado redondeada, es mejor una curva ligeramente ascendente.

 

4. Esquinas angulosas o redondeadas
Definí las esquinas de la barba recortando una línea vertical bajo los lóbulos de las orejas que conecte con la línea horizontal por debajo de la barbilla. Puedes dar a esta esquina una forma cincelada angular (muy masculina) o bien redondeada para que resulte menos "agresiva".


5. El toque final

¿Te gusta? Si estás contento con el resultado, continuá con la afeitadora para afeitar al ras bien la zona. También podés ajustar el Beard Trimmer 9000 de Philips a 0,4 mm si preferís un acabado muy corto. La guía láser es también una manera fácil de definir la línea de las mejillas, así que animate con ellas.