Atrás
×

Cómo Dar Estilo A Tu Corte

Hacete un corte perfecto y aprendé trucos profesionales para ahorrarte el tiempo, las molestias y el dinero de ir a la peluquería
Sin duda, te gusta ocuparte de tu aspecto. Entonces, ¿por qué dejarlo en manos de un extraño? Hacete vos mismo un corte perfecto en la privacidad de tu propio cuarto de baño. Aprendé estos trucos profesionales para ahorrarte el tiempo, las molestias y el dinero de ir a la peluquería:

Prepará las herramientas.
Necesitás un cortapelos con múltiples ajustes de longitud (lo ideal es que tenga una rueda de ajuste para evitar los inconvenientes de cambiar los peines guía de diferentes tamaños). Vas a necesitar también un espejo de mano: mírate en él en pie y de espaldas a un espejo fijo para ir comprobando el resultado de la parte posterior de la cabeza.

Todo listo, es hora de empezar.
Comenzá ajustando el cortapelos en la longitud mayor y realizá pasadas suaves hacia arriba desde la parte posterior del cuello. Cuando te hayas acostumbrado a la sensación, cambiá a la longitud deseada y hacé varias pasadas por la misma zona hasta cortar todo el pelo. Si se te cae el pelo, un buen corte te ayudará a recuperar tu imagen. De lo contrario, podés rapártelo con una longitud más corta en la parte trasera terminando cada pasada hacia arriba al aire, y después utilizar una longitud más larga para la parte frontal y superior. Para terminar, recortá las patillas y la zona posterior del cuello (el cortapelos para cortarte el pelo vos mismo de Philips tiene un ajuste de 0,5 mm para estos casos, además de un práctico cabezal que gira 180ᵒ para cubrir todos los ángulos).

¿Listo? ¡Excelente!
Repetí estos pasos regularmente frente al espejo del baño si querés mantener una buena imagen.